fbpx

Alergias alimentarias en perros: Origen, prevención y adaptación de la dieta.

Las alergias alimentarias son respuestas exageradas e inmediatas del sistema inmune a ciertos componentes de la dieta. Los síntomas de una alergia se presentan entre 0-2 horas después de haber consumido el alimento que contiene el alérgeno. En cambio, las intolerancias son afecciones de tipo crónico. En este caso, la respuesta se manifiesta desde dos horas hasta tres días después de haber ingerido ese alimento.

Las intolerancias están asociadas con el síndrome del intestino permeable, también conocido como disbiosis. Se produce tras una infección o como resultado de la ingesta de manera continuada de comida inadecuada. Ésta, no se digiere de forma correcta y provoca una inflamación crónica de la mucosa intestinal, aumenta la permeabilidad del intestino, dejando pasar al torrente sanguíneo componentes sin digerir completamente. Estos compuestos son reconocidos como extraños por nuestro sistema inmune, provocando una respuesta atípica, que se manifiesta en síntomas en la piel (picazón, enrojecimiento, caída del pelo, caspa, etc.) o síntomas digestivos (diarreas constantes o intermitentes, gases, intestino irritable, etc)1.

Recomendaciones para reducir la inflamación sólo adaptando la dieta:

El primer paso es eliminar las sustancias pro-inflamatorias de la dieta de tu mascota; tales como, alimentos ricos en carbohidratos, maíz, trigo, arroz, soja y otros cereales. Segundo, aumentar la cantidad de frutas y vegetales en su alimentación. Tercero, incrementar el consumo de carnes magras.

Carne-Magra-Petkis-Premium-Barf

Interrumpir el proceso alérgico con un cambio de dieta:

Cuando tu mascota tiene una alergia alimentaria, es muy importante identificar el alimento causante de la alergia. Para ello, es necesario hacer una dieta de exclusión/inclusión. En primera instancia se realiza una dieta muy sencilla, con sólo un tipo de proteína, lo ideal es empezar por sólo pollo. Esto permitirá que el sistema inmunológico se estabilice y si no hay ningún síntoma, se pueden ir incorporando nuevos alimentos hasta encontrar la causa del problema por observación a tu perro.

Además, al igual que hemos citado en el apartado referente a las intolerancias alimentarias, los perros se recuperan mejor con una dieta ausente de cereales, es siempre muy importante fijarse en la letra pequeña de la etiqueta. Vale la pena invertir tiempo en diseñar la dieta idónea. De esta manera, evitarás la aparición de problemas adicionales en el futuro.

Después del proceso detox, ¿cómo volver a la dieta de rutina?:

Una mascota con sensibilidad alimentaria, debe llevar un proceso detox durante 2-3 meses, esto permitirá que su cuerpo limpie alérgenos y que la inflamación desaparezca. Se aconseja que este proceso sea supervisado por un veterinario o nutricionista canino.

Tras el proceso detox, se podrán reintroducir poco a poco otros alimentos, y se deberá comprobar con atención la respuesta del animal a los cambios en la dieta.

[row ]

[col span=”1/3″ ]

Menu-Petkis-Pato-monoproteico

ir al Menú de Pato monoproteico

[/col]
[col span=”1/3″ ]
Menu-Petkis-Dados-de-Ternera

ir al Menú de Dados de vacuno
[/col]
[col span=”1/3″ ]
Menu-Petkis-Sushikiss-manjar-para-mascotas

Menú Sushikiss

[/col]

[/row]

Algunas mascotas manifiestan una mejora espectacular con la nueva dieta, y en esos casos, no se suele apresurar la reintroducción de alimentos que podrían ser problemáticos.

Cuando el perro se encuentre bien, se recomienda dar por lo menos una y a ser preferible dos fuentes de proteína diferentes que su perro tolere sin problema. De esta manera, se rotarán las proteínas cada 3 o 6 meses y con suerte evitaremos nuevas reacciones alérgicas.

Además, cuanto menos procesado sea el producto, la probabilidad de volver a manifestar síntomas serán más bajas. Por ello, recomendamos una dieta BARF basada en las necesidades biológicas de nuestro perro.

Abrir el chat
¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
Si necesitas ayuda para cualquier cosa, estamos aquí.