fbpx

Los héroes sin capa, protagonistas durante la cuarentena

Todos los días a las 8 de la tarde mostramos nuestro agradecimiento a los profesionales que permiten que estemos seguros y con el frigorífico lleno en casa: Personal sanitario, limpiadores, encargados de seguridad ciudadana, transportistas, a las tienditas de ultramarinos de barrio, …

En este período de reflexión y confinamiento, nuestros fieles compañeros de cuatro patas; nos hacen compañía en casa, rompemos la monotonía diaria gracias a los paseos para hacer pipí, muchos de ellos no entienden qué sucede; sin embargo han sabido adaptarse a la nueva situación y están extremadamente cariñosos porque perciben nuestra necesidad de afecto, ¿no creéis que se merecen también un reconocimiento?

Nuestro perros son también protagonistas en esta cuarentena. En un futuro cercano podrían ayudar incluso más si cabe. Para ello, habría que poner en práctica el hallazgo de estos investidadores de las universidades de Lund y de Eötvös Loránd.

En este trabajo han determinado que el olfato de los perros es 100 millones más sensible que el de humanos. Además, se ha identificado una habilidad adicional en perros, pueden detectar radiación térmica. En la investigación publicada en la revista Scientific Reports, los investigadores han demostrado que con entrenamiento, los perros pueden identificar diferentes temperaturas a una distancia de 1.6m. Parece ser que es una habilidad heredada de su ancestro, el lobo; el que sin ver, oír u oler puede seguir el rastro de su presa.

Al parecer todos los perros tienen la habilidad escondida de ser un termómetro con patas. Te imaginas lo útil que podría ser que en futuras crisis sanitarias perros entrenados ayuden en fases tempranas de las epidemias a identificación de cambios de temperatura en personas y de esa manera contribuir en la detección precoz de personas infectadas y frenar el contagio.

¿Tú perro es tu superhéroe particular? Cuéntanos sus habilidades en comentarios.

Adaptación: Dogs can sense weak thermal radiation. Anna Bálint, et al Scientific Reports volume 10, 2020

 

Abrir chat
Powered by